La hipoteca inversa es una de las mejores opciones para, una vez llegada la jubilación, poder mantener el mismo nivel de vida que antes. 

Gracias a la hipoteca inversa, cada mes el titular puede recibir un ingreso de su vivienda sin tener que renunciar a la propiedad, ni a su uso. Además, le permite conservar todos los derechos que tiene como propietario y puede obtener beneficios fiscales. 

 

¿Qué es una hipoteca inversa?

La hipoteca inversa es un tipo de préstamo hipotecario dirigido a personas de más de 65 años y que sean propietarios de una vivienda. Básicamente, consiste en que el titular recibe de la aseguradora, el banco o la entidad con la que realice la operación, una cantidad mensual a cambio de la vivienda. 

El importe de renta a percibir dependerá de varios factores. Por ejemplo, variará dependiendo del valor de la vivienda, de la población en la que se encuentre y de la edad del titular más joven. 

Es importante destacar que la hipoteca inversa puede solicitarse incluso teniendo una hipoteca tradicional sobre la vivienda, siempre que el valor de ésta no supere el 20% del crédito concedido. Por otro lado, si en un determinado momento, el titular decide vender la vivienda, puede hacerlo sin ningún inconveniente, ya que conserva siempre los derechos que tiene como propietario. Con la venta, se puede saldar la deuda acumulada hasta el momento.   

La principal diferenciación de este tipo de préstamos es que la entidad que concede la hipoteca no puede exigir la devolución de la deuda hasta que no fallezca el titular o el último de los beneficiarios, según se haya pactado en el contrato. Por tanto, la hipoteca inversa vitalicia se cancela en el momento de la devolución de la deuda pendiente o cuando fallece el último titular. 

¿Qué pasa cuando el titular fallece?

En el momento del fallecimiento del titular, la propiedad y la deuda acumulada corresponden a los herederos. Ellos tienen dos opciones: Quedarse con la vivienda y liquidar la venta con la entidad o venderla. En este último caso, el importe de la venta se suele utilizar para saldar la deuda.   

 

Principales ventajas

La hipoteca inversa es el producto perfecto para afrontar la jubilación sin tener que renunciar al nivel de vida llevado hasta entonces. A continuación, os contamos algunas de sus principales ventajas: 

  • Permite monetizar la casa sin necesidad de tener que venderla o alquilarla.
  • Tanto el titular como sus herederos mantendrán los derechos como propietarios de la vivienda y podrán hacer un uso normal de ella.
  • Al tratarse de un préstamo, los ingresos que se perciban durante el tiempo de disposiciones no tributan en el IRPF. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los importes de rentas vitalicias diferidas sí que tributan como renta diferida y están sujetas a retención. 
  • En iSeguros, con el objetivo de proporcionar el mejor servicio, informamos puntualmente a los contratantes del estado de la renta y de la evolución de la deuda.

 

Contrata tu hipoteca inversa en iSeguros

En iSeguros podemos ofrecerte una atención completamente personalizada. Nos esforzamos por adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes y trabajamos día día para mejorar y proteger la vida de todos los que confían en nosotros. 

 

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros para más información!