Son muchas las personas que se preguntan día a día si realmente es necesario contratar un seguro. Si tu también eres uno de estos, debes leer el post.

Un seguro, del tipo que sea, es siempre un sinónimo de protección. Por tanto, la respuesta a la pregunta de si es necesario contratar un seguro también implica pensar si quieres asumir determinados riesgos o prefieres vivir con la tranquilidad de saber que, ante cualquier tipo de incidente, tu y los tuyos contaréis siempre con el apoyo necesario para superar cualquier descalabro.

Siempre decimos que un pensamiento común entre todos aquellos que reniegan de los seguros es creer que a ellos nunca les pasará nada. Sin embargo, lo cierto es que, a lo largo de nuestra vida, nos encontramos con una gran cantidad de sucesos frente a los cuales un seguro podría protegernos. Algunos seguramente serán fáciles de solucionar, pero las probabilidades de sufrir un incidente al que no podamos hacer frente también son altas. Los hechos nos lo demuestran a diario.

Por eso, hoy queremos compartir el testimonio de una mujer que nunca había prestado atención a todo lo que verdaderamente supone vivir sin seguros:

Tengo un amigo que trabaja en una oficina de seguros y siempre me decía que tenía que estar protegida porque si me pasaba algo, a mi familia y especialmente a nuestra hija, no les faltara nada. Yo siempre había pensado, como todos los que trabajan en el sector de los seguros, que me quería vender algún producto y punto. Pero hace unos meses cambié totalmente de opinión…”

¿Y si fallecemos dejando una hipoteca por pagar y una familia para mantener?

Tenía una amiga que, desgraciadamente, con medio año le detectaron un cáncer y este pasado verano murió, con 40 años. Por “suerte”, ella sí que estaba bien protegida por si le pasaba algo (hacía unos años que había contratado un seguro de salud, uno de vida y uno de decesos entre otros). Murió dejando una hipoteca por pagar y una familia por mantener. Fue un duro golpe para la familia, pero contaron con la tranquilidad de que no se tuvieron que hacer cargo de ningún gasto ni gestión del entierro y que cobrarán un dinero del seguro de vida que les quitará el dolor de cabeza de la hipoteca.

Fue en ese momento cuando pensé: <<Mierda, yo no lo tengo arreglado. ¿Y si me hubiera pasado a mi? ¿Quién se hubiera hecho cargo del entierro?, ¿Quién lo hubiera gestionado? ¿Quién me aseguraba que a mi hija no le faltaría nada?>>. Fue en este momento cuando empecé a ponerme manos a la obra para tenerlo todo en orden, porque nunca me pasará nada, es lo que todos pensamos y queremos, pero ahora sí que me ha tocado de cerca y me ha removido y me ha afectado.”

Pensamos que nunca pasa nada, pero cambiamos de opinión cuando nos toca cerca

Poco después de tenerlo todo arreglado, muere el hermano de una compañera mía de trabajo. Un chico de 37 años, sin patología alguna. Más o menos con el mismo tiempo que mi amiga, también le detectaron un cáncer. Este chico no tenía ningún seguro contratado, pero sí un coche nuevo de un año por pagar, una hipoteca a la que hacer frente y un entierro por liquidar. Aquí empiezan los follones entre la familia para decidir cómo se paga todo, ya que la mujer sola no se puede hacer cargo.

Realmente, estos dos casos, han terminado trágicamente con la muerte, pero… ¿Y si ambos se hubieran quedado con una dependencia o una invalidez teniendo que hacer frente a todos los gastos sobrevenidos (aparte de todos los dolores de cabeza a escala emocional)? Pienso que, si alguna vez me pasara a mí, mi enfermedad afectaría muy gravemente al futuro de mi hija y, hoy en día, comprendo la necesidad que me decía mi agente de contratar mis seguros personales.

Esperamos que, después de leer este post, hayas cambiado de opinión sobre los seguros. Desde iSeguros, te garantizamos que estamos al lado de las personas, ofreciendo el apoyo necesario y siempre defendiendo los intereses de nuestros asegurados. Son muchos los clientes que ya confían con nosotros y nos gustaría mucho que tú también pudieras hacerlo. Recuerda que, para cualquier duda o cuestión, puedes contactar con nosotros sin compromiso.