Tener un seguro para tu casa de campo es una garantía de tranquilidad. Para mucha gente la casa de campo es un lugar de segunda residencia en la que pasan periodos vacacionales o algunos fines de semana. Pero, el resto del año, la casa suele encontrarse sin habitar y puede ser una potencial fuente de interés para hurtos u otras intromisiones no deseadas.

¿Cómo proteger una casa de campo?

Es por ello que proteger una casa de campo es muy importante para que puedas contar con la tranquilidad de saber que tu segunda residencia estará a buen recaudo y tal cual la dejaste cuando regreses. A continuación, te recomendamos algunos consejos que puedes tener en cuenta sobre como proteger una casa de campo:

Instala un sistema de alarma

Si tu casa de campo está aislada o no tiene edificaciones cerca, contratar una alarma se convierte en algo primordial. De esta manera, en caso que alguien intente acceder a tu casa, tener un sistema de seguridad para tu casa de campo será uno de los mejores disuasores posibles. En el mercado, existen una gran cantidad de sistemas de alarmas para proteger una casa de campo. Te recomendamos que escojas un sistema que tenga una conexión directa con las fuerzas de seguridad y que también te permita hacer una monitorización a distancia.

Evita dejar objetos de valor a la vista

Si tienes bienes de valor, ya sea económico o sentimental en tu casa de campo, te recomendamos que los guardes a buen recaudo o que le añadas una protección extra. Por ejemplo, puedes utilizar una caja fuerte o quizás buscar aquellos recovecos más escondidos y difíciles de acceder a simple vista. Así, si tienes la mala suerte de que entran en tu domicilio, no les será nada fácil poder sustraer estos objetos más preciados.

Protege tus puertas con cerraduras sólidas

Aunque quizás no lo parezca, muchos de los hurtos en casa de campo se producen por tener un sistema de cerraduras muy pobre que facilitan sobremanera la labor de los ladrones. Si puedes, instala algún refuerzo extra como una tranca, así harás más complicado el acceso. Tener una buena puerta y una cerradura de muy buena calidad son las mayores garantías para proteger tu casa de campo.

Instala un vallado alrededor de tu casa de campo

Otro elemento que te puede ayudar a proteger tu casa de campo en caso de que esté rodeada de un jardín o de un espacio abierto, es instalar un sistema de vallas. Para ello, te recomendamos que tengas en cuenta no solo el factor de protección, que debe ser muy sólido, sino también que escojas unas vallas que sean estéticamente atractivas.

Contrata un seguro para casas de campo

Sin duda, contar con un seguro específico para tu casa de campo es una de las cosas que más tranquilidad te va a dar. Porque, el hecho que no estés habitualmente residiendo allí, no significa que no tengas que tener un seguro que te evite cualquier preocupación ante cualquier suceso no previsto. Disponer de un seguro para tu familia y hogar rural te permitirá no tener que lamentarte por averías, daños a terceros, posibles robos y muchos otros inconvenientes con los que es habitual tener que lidiar en segundas residencias.

Para más información sobre esta póliza, recuerda que puedes contactar con nosotros sin compromiso. En iSeguros analizaremos detalladamente tu caso a fin de ofrecerte un seguro adaptado a tus necesidades y al mejor precio.