Ahorrar dinero suele ser una meta vital para muchas personas. Los motivos que nos impulsan a hacerlo son muy diversos, puesto que cada persona tiene sus propias necesidades o finalidades vitales. Sea como sea e, independientemente de cada situación personal, ahorrar debería ser siempre una de nuestras prioridades. Tampoco debemos olvidar que, cuanto antes empecemos a hacerlo, más dinero tendremos en un futuro.

El ahorro puede ser exponencial gracias al interés compuesto que se aplica, por ejemplo, en los planes de ahorro de las compañías aseguradoras. Mediante estos instrumentos, los intereses cobrados se reinvierten y, a su vez, generan nuevos intereses. Es así como se consigue que el capital vaya creciendo de forma exponencial, lo que permite alcanzar grandes cantidades de dinero a largo plazo.

¿Por qué no conseguimos ahorrar? 

Hoy en día, somos muchas las personas que vivimos ahogadas, ancladas a las deudas. Entre préstamos, créditos o alquileres se marcha la mayoría de nuestro sueldo. Esto es un grave error que nos hace caer en la falsa sensación de que no tenemos posibilidad de ahorrar. En realidad, es un pez que se muerde la cola y, si no conseguimos ahorrar, nunca conseguiremos salir de esta rueda que nos obliga a estar ligados a las entidades financieras. No cabe duda de que, si podemos ir haciendo frente a los proyectos de nuestro día a día, junto con nuestro ahorro mensual, en el futuro podremos tener una mejor calidad de vida.

Lo cierto es que ahorrar representa una forma efectiva de conseguir libertad financiera, lo que nos permite seguir viviendo tranquilamente y afrontar nuevos retos. Tener una finalidad de ahorro es el punto de partida, es lo que nos hace estar comprometidos y que nos motiva a conseguir ahorrar. Muchas personas lo ven lejos, pero recuerda que tus objetivos están más cerca de lo que parece y ahora es el momento de empezar a trabajar para conseguirlos. Una vez iniciado el camino, verás que es posible y más fácil de lo que pensabas. Como veremos a lo largo del post, todo es cuestión de orden. 

¿Cómo ahorrar dinero?

Si te preguntas cómo ahorrar dinero de forma efectiva, te recomendamos que, ante todo, reflexiones sobre las siguientes cuestiones:

  1. Analiza tus finanzas personales

Primero, debes ser consciente de cuáles son tus ingresos mensuales y de cómo los estás distribuyendo según tus necesidades. Es decir, es importante que tengas presente cuál es la cantidad de dinero que destinas a cubrir tus gastos fijos y variables mensuales. En esta fase, también debes marcar cuáles son tus objetivos, lo que te impulsa y te motiva a ahorrar. Entonces, una vez tengas claro dónde quieres llegar, es muy probable que tus prioridades cambien. Serás capaz de distinguir lo que verdaderamente es importante y verás que muchas cosas de las que considerabas imprescindibles pasan a ser secundarias.

  1. Establece presupuestos y márcate metas a alcanzar

Como exponíamos en el punto anterior, una vez tengas claro hacia dónde destinas tu dinero, podrás establecer presupuestos y metas concretas para conseguir alcanzar tus objetivos a corto y a largo plazo. En este sentido, existen varios métodos que te pueden ayudar a ahorrar dinero. Uno de los más conocidos es el método 50-20-30.

Este método consiste en destinar un 50% de tu sueldo a cubrir tus necesidades, como el alquiler, las facturas, la comida, determinados gastos fijos… Tienes que pensar que, con la mitad de tu sueldo, deberías poder vivir con las necesidades básicas cubiertas. Si no es así, algo falla. Puede que estés recibiendo una retribución demasiado baja, o bien, que estés viviendo por encima de tus posibilidades. En cualquiera de los dos casos, si no haces nada por cambiar esta situación, siempre dependerás económicamente de los demás.

Otro 20% deberías dedicarlo al ahorro y, finalmente, el 30% restante, deberías poder destinarlo a caprichos y gastos variables, como ir de compras, al cine o salir a comer fuera. Un error común es invertir el orden de estos dos últimos factores, pasando el 30% de los gastos variables por delante del 20% marcado para ahorrar. La principal consecuencia de dejar los ahorros en último lugar es que resulta mucho más difícil llegar a conseguir los objetivos marcados.

Bien aplicado, el método 50-20-30 es conocido por sus excelentes resultados y por su facilidad de aplicación. Entonces, es importante que, si utilizas este método de ahorro, te rijas por los porcentajes establecidos. En relación con este último punto, también es fundamental que tengas guardados tus ahorros a buen recaudo. Lo recomendable es tener tus ahorros externalizados, no sólo para evitar posibles robos y estafas, sino también para minimizar el riesgo de recurrir a ese dinero cuando no es del todo necesario. Es decir, es fácil que, si tenemos el dinero en una cuenta corriente, cuando tenemos una cantidad ahorrada y vemos que cada mes tenemos más dinero, lo utilicemos para pagarnos algún capricho extra.

Por tanto, especialmente para evitar compras rápidas e impulsivas, es recomendable que el dinero que tengas ahorrado no sea de fácil acceso. Aún así, siempre debes tenerlo disponible por si realmente un imprevisto te obliga a utilizarlo. Por eso, una buena solución puede ser depositarlos en un plan de ahorro en una compañía aseguradora. Tal y como hemos comentado al inicio del post, esta opción te da una ventaja extra frente a tenerlos depositados en una cuenta corriente o guardarlos en casa y es que puedes ver cómo tus ahorros crecen mes a mes.

¿Cómo ahorrar más dinero?

Como hemos visto a lo largo del post, es importante tener un control consciente de nuestras finanzas para que en ningún momento nos vemos ahogados por los gastos y para que podamos conseguir mayor libertad financiera. En este sentido, disponer de un buen plan de ahorro es un factor clave para conseguir llegar a alcanzar nuestros objetivos y también es nuestra cobertura frente a cualquier problema que podamos tener con nuestros ingresos.

Al preguntarle a uno de nuestros clientes sobre su experiencia con nuestros planes de ahorro, nos aseguró: “iSeguros ha cambiado mi vida en este aspecto principal: hoy soy financieramente independiente. Pensaba que esto no sería posible hasta cumplir los 67 años. Ahora, a los 60, ya tengo la capacidad de tomar decisiones y una calidad de vida que nunca pensé que sería capaz de tener, y todo gracias a mi ahorro».

Recuerda que, al contratar un plan de ahorro a través de iSeguros, te beneficias de lo siguiente:

  • Mayor flexibilidad: Un plan de ahorro te da la posibilidad de ir ahorrando al ritmo que tú decides. Tú eliges la cantidad que quieres aportar cada mes y el riesgo que quieres asumir. Recuerda que, si te decides a ahorrar, debes estar motivado a hacerlo, y no debes sentirte ahogado. En iSeguros, te brindamos las herramientas necesarias para que puedas ahorrarte sin darte cuenta. Ayudamos a miles de personas como tú a tomar decisiones financieras importantes y les brindamos los mejores consejos sobre cómo ahorrar dinero.
  • Interés fijo o variable: Tal y como comentamos en el punto anterior, tienes la posibilidad de escoger entre un tipo de interés fijo o variable. Sea como sea, en iSeguros, podemos garantizarte que trabajamos con grandes empresas social y medioambientalmente sostenibles. También con inversores que, como tú, saben que desean obtener los mejores resultados con su inversión. Por eso, el riesgo es mínimo y el rendimiento es mucho más alto.
  • Siempre disponibles: El dinero que tengas ahorrado estará siempre disponible, pero no estarás tentado a cogerlo. Verás que cuanto más tengas ahorrado mayor será la rentabilidad de tus ahorros y eso te motivará a seguir adelante.
  • Una solución a medida: En iSeguros, trabajamos en cada caso de forma particular y tenemos una larga experiencia fundamentada en los buenos resultados. Además, siempre estamos a tu lado para informarte y ofrecerte la mejor solución.

Así que, si te tomas en serio tu futuro financiero y quieres comprometerte a construir tu riqueza duradera, no dudes en contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso. ¡Te ayudaremos a conseguir la libertad financiera que mereces!