Contratar un seguro de vida es para mucha gente una decisión privada, que no comparten con nadie, ni siquiera con sus allegados o familiares más cercanos o, incluso, con los beneficiarios de este seguro de vida. Esto significa que puede darse la situación que, en caso de fallecer, nadie sepa que esa persona tuviera contratado un seguro de vida y de ahí la importancia de solicitar un certificado de seguros de vida.

Tal y como explicamos en nuestro anterior post sobre el mejor seguro de vida, este tipo de pólizas son una herramienta indispensable para protegerse o proteger a la familia de cualquier posible imprevisto. Por ello, son muchas las personas que cuentan con este seguro y, en consecuencia, tras el fallecimiento de un ser querido, resulta importante realizar las comprobaciones pertinentes para asegurar o descartar dicha posibilidad.

¿Qué es un certificado de seguros de vida?

El certificado de Seguros de vida es el documento oficial que sirve de acreditación de todos los contratos en vigor en los que una persona fallecida aparece como asegurado para evitar que los seguros de vida se queden sin cobrar tras el fallecimiento del asegurado. Es un documento que puede ser consultado por los beneficiarios del seguro y por los herederos del asegurado, de forma que puedan reclamar sus derechos ante la compañía aseguradora.

Este certificado proporciona información sobre seguros de Vida y seguros de Accidente que cubren el fallecimiento del asegurado, sean pólizas individuales y colectivas.

¿Cómo puedes solicitar el certificado de seguros de vida?

Hacer una solicitud de certificado de seguros de vida es una tarea al alcance de la gran mayoría, ya que la tasa a pagar es muy económica, inferior a 5€. Es una solicitud muy sencilla de realizar para cualquier persona que tenga interés en esta información, con la única obligación de estar en posesión de los documentos acreditativos correspondientes. Actualmente, existen dos formas de realizar la solicitud de certificado seguros de vida: de forma telemática o presencial. Si quieres solicitarlo online, deberás realizarlo a través de la Sede Electrónica del Ministerio de Justicia. Para ello, es imprescindible que dispongas de certificado digital, firma electrónica o Cl@ve. Si prefieres pedirlo presencialmente o por correo postal, lo tendrás que hacer rellenando y presentando o enviado el modelo 790, y pagar las tasas que correspondan. Recuerda que, además del modelo y la tasa del certificado seguros de vida, también tienes que presentar el certificado literal de defunción y el DNI de la persona fallecida.

Tienes que tener presente también que la solicitud no se puede presentar hasta que no hayan pasado al menos 15 días del óbito del asegurado. A pesar de ello no hay prisa alguna: este certificado lo puedes solicitar en un plazo máximo de 5 años desde la fecha de la muerte del asegurado. Así que puedes estar tranquilo con el margen de tiempo, aunque te aconsejamos que no lo demores en exceso.

Como expertos en seguros de vida, ¡podemos ayudarte!

Si tienes dudas sobre el certificado de seguros de vida o sobre cualquier otra cuestión relacionada con tus pólizas, puedes contactar con nosotros sin compromiso. En iSeguros estaremos encantados de asesorarte sobre este o cualquier asunto relacionado con tus seguros.