Los seguros para comercios son un producto indispensable para cualquier tipo de negocio, independientemente de la actividad que desarrolle. En el post de hoy, te contamos qué es y qué cubre un seguro de comercio.

Según un reciente estudio de Estamos Seguros, las empresas españolas se encuentran entre las que más se protegen por medio de seguros para negocios a nivel internacional. De las altas cifras de contratación, se deduce que los propietarios de pequeñas y medianas empresas son conscientes de que deben protegerse ante cualquier imprevisto.

Nuestra experiencia como expertos en seguros para autónomos y pequeñas empresas nos corrobora que los malos sucesos ocurren y que las empresas españolas hacen muy bien de protegerse, ya que los siniestros causan unos 3.000 millones de euros en pérdidas cada año en nuestro país. Por suerte, en la mayoría de los casos, estas pérdidas no deben lamentarse, ya que son solventadas por la aseguradora.

Se calcula que los siniestros en las industrias españolas tienen un coste medio de 3.500 euros, aunque las cifras pueden variar mucho dependiendo de su alcance y afectación. Entre los siniestros más comunes se encuentran:

  • Incendios o explosiones
  • Robos o atracos
  • Daños atmosféricos, eléctricos o escapes de agua
  • Averías
  • Daños en el transporte de mercancías

¿Qué es un seguro para comercio?

Un seguro para comercio se encarga de proteger un negocio ante cualquier imprevisto que pudiera hacer interrumpir su actividad o poner en peligro la fuente de ingresos. Por ello, en la mayoría de casos, los seguros para comercios sirven como garantía para que, pase lo que pase, se pueda asegurar la continuidad.

Cada negocio necesita una protección determinada, ya que no son iguales los riesgos de un establecimiento que basa su actividad en la venta de artículos, que un negocio que se dedica a la prestación de servicios. Por ello, antes de contratar cualquier tipo de seguro, es importante tener en cuenta las coberturas que realmente se necesitan, dependiendo de la actividad que se desarrolle.

Para conseguir la protección más adecuada tanto del continente como del contenido y la responsabilidad frente a terceros, existen varias coberturas y modalidades de seguro que se adaptan a las distintas necesidades de cada actividad. En el mercado, se pueden encontrar:

  • Seguros para comercios de alimentación
  • Seguros para comercios de moda
  • Seguros para comercios de restauración y hostelería
  • Seguros para salones de belleza
  • Seguros para comercios de venta de artículos

¿Qué cubre un seguro de comercio?

Un seguro de comercio protege la misma construcción en la que se desarrolla la actividad comercial, sus instalaciones (agua, electricidad, sistema de refrigeración…) y anexos, así como los elementos que haya en su interior y que formen parte de la misma actividad comercial (mercancías, maquinaria, mobiliario, menaje profesional, equipos electrónicos…) como consecuencia de:

  • Incendio y complementarios.
  • Fenómenos atmosféricos.
  • Impacto, vandalismo y otros daños materiales.
  • Daños por agua y responsabilidad civil derivada.
  • Daños eléctricos.
  • Robo y atraco.
  • Gastos de demolición y desescombro, salvamento del contenido del local o de la nave, inhabitabilidad, restitución estética y reposición de documentos.
  • Gastos fijos o pérdidas de beneficios obtenidos durante la paralización de la actividad por un incidente cubierto.
  • Rotura de cristales, espejos, rótulos y anuncios luminosos, sanitarios, placas de cocción y vitrocerámicas.
  • Bienes refrigerados.
  • Avería en equipos ofimáticos y de maquinaria.
  • Responsabilidad civil derivada del inmueble, de la explotación, patronal, ante el propietario del local arrendado, por trabajos realizados fuera del inmueble, por productos y trabajos realizados, por daños causados a los bienes en depósito y a los bienes manipulados.
  • Transporte de bienes.

Así mismo, cabe destacar que están cubiertos los daños y servicios en la situación de riesgo declarada en la póliza y la responsabilidad civil que, de acuerdo con la legislación vigente, se cause accidentalmente a terceros en Europa y Andorra, siempre que los hechos se juzguen en España.

¿Qué más pueden ofrecerte nuestros seguros para comercios?

Además de todas las coberturas comentadas anteriormente, al contratar un seguro de comercio en iSeguros, ponemos a tu disposición una serie de servicios complementarios:

  • Declaración telefónica de siniestros
  • Consulta jurídica telefónica
  • Servicio técnico de reparaciones
  • Cerrajería urgente
  • Personal de seguridad 48 horas a consecuencia de un siniestro
  • Envío de profesionales para reparaciones particulares
  • Servicio de asistencia informática que incluye: Asistencia informática en línea o in situ, backup online, geolocalización de teléfonos inteligentes, bloqueo de páginas web, revisión anual informática, auditoría de seguridad informática para detectar vulnerabilidades, seguimiento de la impremta digital y reputación en línea, aplicación antisecuestro, asesoramiento y soporte, recuperación de datos, disaster recovery y servicio de adecuación a la LOPD.

¿Cómo elegir el seguro?

Como hemos comentado anteriormente, a la hora de contratar un seguro de comercio, es imprescindible tener en cuenta la actividad desarrollada y valorar correctamente las coberturas necesarias. Por eso, nuestra recomendación es que, antes de tomar una decisión, contactes con nosotros. Puedes rellenar nuestro formulario de contacto, escribirnos un email a seguros@isegurosonline.com o llamarnos al 972 20 00 09. En cualquier caso, un experto podrá guiarte en la elección de coberturas y podrá asegurarte la protección que necesitas.

Recuerda que en iSeguros contamos con un amplio equipo de expertos especializados en seguros para autónomos y pequeñas empresas. Podemos analizar tu caso sin compromiso y ofrecerte una propuesta personalizada, que realmente se adapte a las necesidades de tu negocio y al mejor precio.