El seguro agrario es una herramienta indispensable para agricultores y ganaderos por varios motivos. Uno de los principales es que se calcula que en España se producen una media de 1,5 millones de incidentes agrarios que deben ser atendidos, los cuales provocan 750 millones de euros en indemnizaciones. Como es evidente, el coste de estos daños es inasumible para la mayoría de agricultores y ganaderos, mientras que los riesgos a sufrir un siniestro son muy altos.

Hoy en día, uno de los riesgos añadidos en las explotaciones agrarias son los desórdenes del cambio climático. Es importante tener en cuenta que estas alteraciones no son uniformes y, por tanto, además de ser imprescindible tomar medidas para la adaptación de esta nueva realidad, también es esencial contar con la protección necesaria para hacer frente a cualquier imprevisto.

¿Qué es un seguro agrario?

El medio rural está expuesto a condiciones climatológicas adversas y otros riesgos que hacen imprescindible la existencia de los seguros agrarios. Estas pólizas protegen cualquier tipo de explotación de los daños provocados por incendios, pérdidas de cosechas, enfermedad de los animales, efectos climatológicos adversos y otros factores.

En España, el acuerdo entre partidos políticos, organizaciones agrarias y aseguradoras está regulado por los Pactos de la Moncloa. A través de la ley sobre seguros agrarios, se establece un sistema de aseguramiento basado en la colaboración pública y privada. Este acuerdo evidencia la solidaridad con el medio rural, pero también la necesidad de contar con un sistema de aseguramiento que pueda garantizar la pervivencia de las explotaciones agropecuarias.

En este sentido, cabe destacar que la contratación de un seguro agrario es totalmente voluntaria para agricultores o ganaderos. Sin embargo, no hay duda de que es altamente recomendable teniendo en cuenta los riesgos a los que está expuesto el medio natural.

Coberturas del seguro de agricultura

En iSeguros, te ofrecemos un seguro agrario que contempla distintas coberturas dependiendo de la explotación. De esta manera, podrás contar con la tranquilidad de saber que dispones de una protección a tu medida:

  • Explotaciones agrícolas: El seguro agrario se encarga de proteger cosechas, plantaciones e instalaciones en caso de fenómenos atmosféricos adversos, incendios o cualquier otro imprevisto.
  • Explotaciones forestales: Esta póliza también protege de los daños por incendios forestales, inundación, viento y nieve en coníferas, frondosas y arbustivas. Además, complementariamente se puede asegurar la producción de piña, corcho y madera de chopo.
  • Explotaciones acuícolas: En caso de condiciones climáticas adversas, marea negra, cambios de temperatura y otros imprevistos, queda cubierta la acuicultura marina y continental.
  • Explotaciones pecuarias: Se ofrece cobertura ante riesgo climático y accidentes que se deriven de ellos, ataques de animales y determinadas enfermedades. Además, la póliza contempla la retirada y destrucción de animales muertos.

Ventajas de nuestro seguro agrario

Al contratar nuestro seguro agrario, también disfrutarás de los siguientes beneficios:

  • Atención personal y especializada: Ponemos a tu disposición a un equipo de expertos que te ofrecerá el asesoramiento necesario, tanto a la hora de definir las coberturas necesarias como si debes tramitar un siniestro. Te ofrecemos una atención totalmente personalizada y siempre luchamos por defender tus intereses.
  • Adaptabilidad y flexibilidad: Nuestra póliza se adapta a las necesidades de cualquier explotación agrícola, forestal, acuícola o pecuaria.
  • Pago fraccionado: Si cuentas con el aval de SAECA, podrás pagar de manera fraccionada la prima de este seguro.
  • Segunda tasación: Si sufres cualquier inconveniente, en caso de inconformidad con un primer peritaje, podrás solicitar una segunda tasación. De esta manera, te garantizamos la solución más beneficiosa y más justa.

Si tienes alguna duda o deseas más información sobre nuestro seguro agrario, ¡no dudes en contactar con nosotros!