Por experiencia sabemos que hay muchas dudas y falsos mitos en torno a los seguros que ofrecen los bancos a la hora de conceder un préstamo o una hipoteca. En el post de hoy, queremos aclarar esta cuestión y explicarte porque no deberías contratar tus seguros con el banco.

Firmar una hipoteca no es una decisión cualquiera y, a menudo, no somos plenamente conscientes de las consecuencias que puede llegar a tener. No queremos ser alarmistas, pero es indispensable conocer todas las condiciones a las que nos veremos expuestos antes de tomar una decisión tan determinante. Cuando nos endeudamos por una cantidad importante y durante muchos años, debemos pensar en la familia y en las necesidades adicionales que podríamos tener nosotros y el resto de miembros en caso de sufrir una contingencia grave.

¿Es obligatorio tener el seguro de vida con el banco?

En primer lugar, queremos dejar claro que no es obligatorio tener el seguro de vida con el banco, como tampoco es obligatorio contratar el seguro de hogar con el banco. En cualquier caso, la decisión de contratar un seguro debe ser totalmente voluntaria y los bancos no lo pueden condicionar los seguros a la concesión de la hipoteca. No lo permite la nueva ley hipotecaria.

“El banco me obliga a contratar un seguro de hogar por 3, 5 o 10 años y me quieren añadir el coste dentro del crédito hipotecario”

Esta es una frase que oímos a menudo en nuestro día a día y es que, lamentablemente, muchas personas piensan (o les hacen creer) que tienen una obligación con la entidad bancaria que les ha de conceder un préstamo o una hipoteca. Para todas estas personas que llegan a nuestras oficinas, la respuesta que ofrecemos siempre es la misma: No tienes ninguna obligación de contratar ningún seguro con el banco. Aunque te hagan creer lo contrario, la ley establece que cada persona tiene plena libertad de elegir con qué compañía contratar sus seguros del hogar hipotecado y sus seguros de vida. Por otro lado, y sobre todo, hay quien quiere elegir a los beneficiarios de estos seguros de vida (por supuesto, en ningún caso nos puede interesar que el beneficiario sea el banco).

7 motivos por los cuales no deberías contratar el seguro con el banco

Independientemente de la cuestión de la obligatoriedad, hay otros motivos por los que contratar un seguro con el banco es una mala decisión:

  • Falta de formación: Las entidades bancarias son expertas en los asuntos financieros, pero normalmente no cuentan con la formación necesaria en el ámbito asegurador. Debes tener en cuenta que un seguro mal hecho te hará perder el dinero del siniestro que no te pagarán por no estar bien cubierto. Un agente de seguros puede ofrecerte la protección que realmente necesitas, conoce los riesgos a los que puedes estar expuesto y cuenta con la formación necesaria para analizar las diferentes coberturas más adecuadas según tu caso. Además, siempre mira de proteger tus intereses.
  • Falta de trato personal en caso siniestro: Muchos de los seguros que ofrecen los bancos aseguran asistencia las 24 horas del día. Sin embargo, a la hora de la verdad, ofrecen un servicio totalmente automatizado y que no se adecua a tus necesidades reales. Por ello, los asegurados suelen sentirse completamente indefensos cuando sufren un siniestro. En el mejor de los casos, se consigue una compensación ridícula.
  • Asistencia insuficiente: La asistencia que te puede ofrecer una entidad bancaria nunca se podrá equiparar al interés que pondrá un agente que te conoce personalmente y que quiere ayudarte a  solucionar rápidamente tu siniestro.
  • Miran por sus intereses: El principal objetivo de los bancos es asegurar el retorno del préstamo que has firmado. Como ya se ha demostrado en infinidad de ocasiones, los bancos siempre quieren salir ganando y sólo miran por su propio beneficio.
  • No tienes que contratar para no ser engañado: El primer recurso que los bancos suelen utilizar para contrates el seguro de vida o de hogar con ellos es convencerte de que estás obligado. Por eso, debes recordar que no tienes ninguna obligación y que, en ningún caso, los bancos pueden condicionar la concesión de tu hipoteca.
  • Precio engañoso: El banco te dirá que te ofrece importantes descuentos en los seguros o que, agrupando diferentes servicios, puede ofrecerte un precio más ajustado, pero es totalmente falso. Lo que te ahorras por un lado, realmente te lo hacen pagar por otra. Por ello, te recomendamos que leas bien la letra pequeña de todos tus contratos y que pongas en una balanza todo lo que tendrás que pagar, junto con los servicios que recibirás a cambio.
  • Tu familia, tus beneficiarios: Los beneficiarios de su seguro deben ser tus familiares y no la entidad bancaria. Sólo de esta manera, podrás contar con la tranquilidad de saber que, en caso de invalidez o muerte, tú o tu familia contará con el apoyo necesario para seguir haciendo frente a la hipoteca y cualquier otro posible gasto.

¿Cómo dar de baja un seguro con el banco?

Si, después de leer este post, te estás planteando cancelar los seguros que tienes contratados con tu entidad bancaria, debes saber que puedes hacerlo en cualquier momento. Sólo deberás comunicar el cambio con un mes de antelación. Es probable que, de entrada, la entidad ponga alguna objeción, pero debes tener claro que estás en tu derecho de cancelar el contrato. ¡Tienes plena libertad de contratar tus seguros con quien quieras! Ninguna entidad puede obligarte a contratar un seguro de casa o un seguro de vida hipoteca y, en caso de hacerlo, la ley protege tus derechos.

Finalmente, queremos insistir en que los seguros que ofrecen los bancos no contemplan unas buenas coberturas o la asistencia que necesitas si comparas sus servicios con los que te brindamos en iSeguros. Sumamos experiencia, conocimiento, servicio y eficiencia para garantizar un servicio realmente adaptado a tus necesidades y con el objetivo final de ofrecerte la tranquilidad de saber que cuentas con la máxima protección.

Recuerda que, si tienes alguna duda en relación con los seguros que ofrecen los bancos, puedes contactar con nosotros sin compromiso. En iSeguros podemos analizar tu póliza actual y ofrecerte una solución que realmente se adapte a tus necesidades y al mejor precio.

Si ya te han obligado a hacer tus seguros con el banco, te regalamos una auditoría y comparativa completamente gratuita valorada en 199 €.