La responsabilidad civil es, probablemente, la cobertura más común en todo tipo de seguros. Más allá del conocido seguro a terceros, existen una gran cantidad de pólizas que pueden proteger tu responsabilidad civil en diferentes ámbitos y situaciones. A continuación, analizamos las más comunes, pero primero repasamos qué es un seguro de responsabilidad civil:  

 

¿Qué es un seguro de Responsabilidad Civil?   

Según el artículo 1.902 del Código Civil, una persona que por acción u omisión causa daño a otra, interviniendo culpa o negligencia, está obligada a reparar el mal causado. En los artículos que siguen a éste, se estipulan las situaciones o ámbitos en los que un sujeto debe hacer frente a dicha responsabilidad. 

A lo que se refieren dichos artículos es al hecho de que, cuando una persona o alguien que está a su cargo provoca cualquier daño a terceros, los gastos derivados deben ser asumidos por quien los ha causado. En ocasiones, estos gastos son mínimos, pero en otras pueden multiplicarse por miles y miles de euros. Es probable que una persona, ya sea física o jurídica, no pueda hacer frente a determinados gastos ocasionados por sus acciones. 

Para dar respuesta a esta necesidad, existen los seguros de responsabilidad civil, a través de los cuales puede trasladarse el coste de los perjuicios producidos a una aseguradora. En pocas palabras, un seguro de este tipo protege a su titular frente a daños ocasionados a terceros. 

Dada la gran cantidad de casos en los que puede necesitarse, este tipo de cobertura está presente en diferentes tipos de seguros: de casa, de coche, de salud…  A continuación vemos algunos ejemplos:

 

La responsabilidad civil en el seguro de hogar

Tanto si vives de alquiler como si tienes una casa en propiedad, deberías contar con un seguro de Responsabilidad Civil. Éste te podrá proteger de los daños que puedas causar a terceros. Por ejemplo, te protegerá cuando dejes un grifo abierto y sin querer hayas provocado goteras en casa de tus vecinos. 

Como hemos dicho, en caso de que vivas de alquiler, también deberás asumir ciertas responsabilidades. Por ello, te recomendamos que consultes el siguiente enlace para saber quien paga el seguro de hogar en un piso de alquiler.

 

Más allá del seguro a terceros

El seguro de responsabilidad civil, o también conocido como seguro a terceros, es obligatorio para cualquier vehículo a motor. Por tanto, en caso de accidente, no debes preocuparte: Los daños a terceros los cubrirá tu aseguradora. 

De todas formas, siempre recomendamos contar con las coberturas extras necesarias ya que, de lo contrario, en caso de accidente el causante queda totalmente desprotegido.  

 

Seguro de responsabilidad civil profesional

Algunas profesiones requieren obligatoriamente de un seguro de responsabilidad civil. Por ejemplo, médicos, dentistas, arquitectos o todo profesional que preste un servicio a un tercero, debe contar con este tipo de póliza con el que poder protegerse si algo sale mal.   

Aunque no siempre sea obligatoria su contratación, se trata de una cobertura muy recomendable, sobretodo para profesionales con cargos de responsabilidad o para autónomos.  

 

¿Tienes animales domésticos?

En caso de tener animales domésticos, también necesitarás un seguro de responsabilidad civil. Si trata de un tipo de cobertura poco frecuente, pero en los últimos años su demanda es creciente. La razón es evidente: Cada vez hay los propietarios son más conscientes de los peligros que puede provocar su mascota. 

Además, algunas razas, consideradas como potencialmente peligrosas, deben contar obligatoriamente con un seguro de responsabilidad civil. Para saber en qué casos se aplica esta ley, debes consultar la legislación nacional o de la comunidad autónoma en la que vives.  

 

Estar protegido mientras practicas tu actividad favorita 

En el caso de practicar un deporte que precise estar federado, también es obligatorio contar con un seguro de responsabilidad civil. Por ejemplo, el fútbol, el ciclismo, el atletismo, la escalada o, incluso, la caza necesita una federación de un club y, en consecuencia, contar con un seguro.  

 

¿Crees que necesitas más de un seguro de responsabilidad civil? 

El subtítulo de este apartado lo hemos formulado en forma de pregunta, aunque no hay lugar a dudas: Necesitas más de un seguro de responsabilidad civil. Por ello, en iSeguros hemos diseñado un pack integral con el que podrás estar cubierto ante cualquier incidente que pueda afectar a tus intereses o a tu patrimonio. Este tipo de póliza cubre tanto los daños ocasionados en el ámbito privado como en el profesional y, por supuesto, tanto si son personales como si son materiales. Si quieres conocer más detalles sobre este pack o sobre cualquiera de nuestras diferentes coberturas de responsabilidad civil, no dudes en contactar con nosotros. 

Por último, sólo queremos recordarte que contar con un seguro de responsabilidad civil es sinónimo de tranquilidad ante todas aquellas situaciones que puedan afectarte o que puedas haber provocado involuntariamente. Desde iSeguros sabemos que no hay nada más importante que tu propia seguridad y la de los tuyos. Por ello, trabajamos para ofrecerte la máxima protección y una atención completamente personalizada.