A la hora de adquirir un coche nuevo, la gran pregunta que les surge a muchos compradores es: “¿Qué seguro de coche es mejor para mi coche nuevo?” Por ello, hoy queremos hablarte de diferentes coberturas que creemos que son básicas y que debes tener muy en cuenta a la hora de contratar un seguro de coche.

La compra de un coche nuevo, normalmente implica la elección de un nuevo seguro o, como mínimo, el hecho de plantearse si actualmente se dispone de uno que cubra todas las necesidades y que ofrezca un precio competitivo.

De estar plenamente convencido y querer seguir con el seguro que tenías en tu anterior vehículo, puedes pedir el traspaso. Así no perderás la parte de la prima que aún no has consumido, pero es probable que sufras la aplicación de una sobreprima, adaptada a las características de tu coche nuevo. Por ello, primero deberás valorar si sale a cuenta el cambio. Además, debes tener en cuenta que las coberturas que pudieras tener en tu vehículo nuevo, seguramente no serán suficientes para tu coche nuevo. Piensa bien en ello a fin de evitar posibles sorpresas cuando te veas en la obligación de hacer uso de tu póliza.

Pero… ¿en qué debemos fijarnos antes de contratar un seguro para un coche nuevo?

 

Principales coberturas para un coche nuevo


  • Asistencia en viaje

La mayoría de seguros a Terceros incluyen la asistencia, tanto al conductor como al vehículo, en caso de encontrarse en cualquier situación que impida que el coche pueda seguir circulando.  Sin embargo, se debe tener en cuenta que el servicio de asistencia será más o menos completo, dependiendo de la póliza que tengamos contratada. 

Muchos seguros solo nos cubren a partir de ciertos kilómetros. Entonces, si la avería ocurre en un punto kilométrico inferior al estipulado, no será cubierta. Teniendo en cuenta que el punto kilométrico 0 es el domicilio declarado en la póliza, si, por ejemplo, el accidente se produce en la puerta de nuestra casa y el seguro nos cubre a partir del kilómetro 5, no estaremos cubiertos. También es habitual que la asistencia en viaje separe a los pasajeros del vehículo y que a este último sí que se le preste asistencia desde el kilómetro 0, pero no a sus ocupantes.

Por otro lado, existen pólizas que ofrecen un vehículo de sustitución. Se trata de una cobertura a valorar, sobretodo en caso de que nuestro coche haya quedado inutilizado.  

  • Cobertura contra robo

Es prácticamente imprescindible que un coche nuevo cuente con un seguro que responda por el coche y por los bienes sustraídos de su interior. No debemos ponernos en lo peor, pero no hay ninguna duda que los coches nuevos son mucho más propensos a sufrir este tipo de ataques que los antiguos. Por ello, y dado que este tipo de reparaciones pueden llegar a ser muy costosas, es recomendable contar con dicha prestación. 

Es muy importante estar bien informados sobre este servicio ya que, evidentemente, puede variar de un seguro a otro. La mayoría de pólizas cubren la totalidad de los daños del vehículo por robo o intento de robo. Sin embargo, debemos saber si la cobertura es con valor total o venal, en caso de vehículos con hasta uno o dos años de edad. También debemos tener en cuenta si se incluye la cobertura de los accesorios de serie, ya que muchas veces tendrán que ser detallados en la póliza y puede que su cobertura también suponga un aumento de precio.  

  • Cobertura contra incendio

Aunque es menos probable que se produzca un incendio en un vehículo nuevo que en uno de viejo, es importante contar también con esta cobertura. De lo contrario, tendrás que hacerte cargo del coste total de los daños. Como en el caso de la cobertura contra robo, deberás tener en cuenta que, muchas compañías, no cubren los accesorios de serie que no hayan sido declarados en la póliza.

  • Cobertura de lunas

También es recomendable que un coche nuevo cuente con un seguro que cubra los daños ocasionados en parabrisas, ventanillas o luna. El precio de esta cobertura no suele ser demasiado elevado por lo que, por poco, podemos asegurar mucho más. 

  • Daños propios

La cobertura por daños propios solo está incluida en los seguros a todo riesgo, pero es altamente recomendable en coches nuevos. Es tan fácil sufrir un accidente… Ser un buen conductor no te exime de ello. Solo un pequeño despiste, una distracción o una situación adversa, puede hacer que un día seas tu el culpable. En ese caso, solo un seguro a todo riesgo cubrirá los gastos de reparación de tu vehículo.

 

Contratar el seguro de coches en iSeguros

En iSeguros, como conductores que somos, sabemos que para el seguro de coche lo queremos todo: Precio, servicio y coberturas. Por ello, si eres un buen conductor, puedes estar tranquilo. Te ofrecemos todo aquello que necesitas. Además, ahora con tu seguro de coche puedes contratar el nuevo servicio Safety Car (disponible tanto para iOS como para Android).

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros para más información!