En el ámbito laboral profesional, una persona, ya sea física o jurídica, que preste un servicio a terceros, puede estar obligada a disponer de un seguro de responsabilidad civil. La contratación de un seguro responsabilidad civil autónomos o para profesionales con altos cargos de responsabilidad, es una buena medida de prevención. Si en alguna ocasión ocurre un accidente o siniestro, la persona estará cubierta por la póliza contratada y la compañía aseguradora asumirá los costos económicos que se puedan presentar.

¿Qué es un seguro de responsabilidad civil?

La responsabilidad civil, según el artículo 1.902 del Código Civil, consiste en la obligación de hacerse cargo de los daños causados a terceros por parte de alguien bajo el cargo de una persona física o jurídica. Es decir, que si alguien provoca un accidente a un tercero, como persona responsable, debe de hacerse cargo de los gastos derivados. En ocasiones, los daños causados pueden suponer una gran suma de dinero dependiendo de la gravedad del accidente. Asumir el pago de los daños puede ser una gran dificultad para los pequeños empresarios.

Es muy común que en cualquier ámbito cotidiano se den situaciones donde se llega a necesitar este tipo de seguro. Es por esto, que las coberturas de un seguro de responsabilidad civil pueden estar incluidas en los seguros de casa, de coche, de salud, de comunidades… Si tienes alguna duda sobre cómo funcionan los seguros de responsabilidad civil no dudes en consultar nuestro anterior post ¿Por qué necesito un seguro de responsabilidad civil? o contacta con nuestro equipo de asesores.

Tipos de seguros de responsabilidad civil para autónomos

Existen dos tipos de seguros de responsabilidad civil para autónomos: el general y el profesional. La contratación de cada uno depende de cómo se han ocasionado los daños que cubre.

  • La contratación de un seguro de responsabilidad civil general consiste en la reclamación de daños directos, tanto materiales como personales, que se hayan ocasionado a un tercero. Este seguro es contratado principalmente por autónomos y empresas que, debido a su actividad laboral, tienen ciertas probabilidades de causar algún daño al ejercer sus servicios.
  • Por otro lado, un seguro de responsabilidad civil profesional, ampara al asegurado por los daños ocasionados en elementos patrimoniales primarios a un tercero ya sea por error, negligencia u omisión. Es decir, un error humano sin mala fe, cometido durante su actividad profesional.

Contratar un seguro de responsabilidad civil general o profesional depende plenamente de la actividad realizada por el autónomo o la empresa, quien tendrá que valorar cuál es la cobertura que más se adapta a su sector laboral. Es decir, es importante poner un límite monetario de cobertura adecuado a la actividad laboral ejercida.

¿Qué coberturas tiene un seguro de responsabilidad civil?

Cuando hablamos de qué coberturas tiene un seguro de responsabilidad civil para autónomos, nos referimos al límite monetario de indemnización establecido en la póliza contratada. Es importante establecer el límite monetario por siniestro y año, porque si se dieran varios accidentes en un mismo año, una vez consumido todo el límite monetario, el asegurado dejaría de estar cubierto.

También hay que tener en cuenta en la póliza los gastos en defensa jurídica que se puedan dar. De esta manera, en el caso que debamos indemnizar, el pago se efectuaría a través de nuestra cobertura del seguro de responsabilidad civil.

Las coberturas más habituales en un seguro de responsabilidad civil para autónomos son:

  • Asistencia jurídica
  • Defensa ante otros seguros
  • Defensa de los derechos del asegurado
  • Defensa ante las inspecciones de trabajo y contratos laborales
  • Defensa ante la responsabilidad penal
  • Gestión de asuntos administrativos
  • Reclamación de daños ocasionados a terceros
  • Reclamación en contratos de bienes inmuebles, suministros y servicios
  • Gastos de peritaje

Contratar seguro responsabilidad civil Autónomos

Es recomendable contratar un seguro responsabilidad civil autónomos antes de empezar a realizar cualquier actividad laboral y que dicha póliza sea efectiva desde el inicio para estar protegido en todo momento ante cualquier imprevisto.

En iSeguros puedes contratar el seguro de responsabilidad civil autónomos, con el que podrás empezar a ejercer tu actividad laboral con la tranquilidad de tener cubiertas todas tus necesidades más inmediatas y a largo plazo. ¡No dudes en contactar con nosotros para más información!