En muchos casos, una segunda opinión médica se convierte en una herramienta indispensable para dar con el diagnóstico y el tratamiento más adecuado ante una enfermedad o dolencia grave. En el post de hoy, te contamos por qué resulta de vital importancia contar con una segunda opinión médica y cómo puede ayudarte tu seguro de salud a acceder a ella de manera rápida y sencilla.

La importancia de pedir una segunda opinión médica

Cuando acudimos al médico por cualquier tipo de dolencia, es habitual que, tras las preguntas habituales y la exploración física, también sean necesarias otras pruebas complementarias para determinar el diagnóstico y el tratamiento necesario. Después de ello, puede que el asesoramiento recibido no nos acabe de convencer o queramos cerciorarnos con una segunda opinión de otro experto.

Siempre que sea necesario, es bueno pedir una segunda opinión médica, especialmente en aquellos casos en los que una patología es grave o se debe realizar una intervención quirúrgica compleja. De hecho, se calcula que entre un 30% y un 77% de los pacientes que reciben un diagnóstico por padecer una enfermedad grave desearían contar con una segunda opinión médica. Efectivamente, una confirmación del diagnóstico o una nueva visión de otro especialista no solo alivian la incertidumbre que se experimenta al saber que se sufre una enfermedad compleja, sino que también suponen un diagnóstico más certero y efectivo en la mayoría de casos.

¿Tengo derecho a una segunda opinión médica?

Siempre que se desee o se crea conveniente, se puede solicitar una segunda opinión médica, tanto en un centro médico privado como a través de la sanidad pública. De hecho, es habitual que se inicie la consulta médica en el sistema público y la segunda visita se solicite por privado, o viceversa. En ese sentido, es importante tener en cuenta que, aunque ambos sistemas ofrecen la posibilidad, el proceso puede resultar algo distinto si se accede a la medicina privada o si se opta por acudir a la Seguridad Social.

En el primer caso, la mayoría de compañías médicas privadas ofrecen este servicio, que puede ser solicitado por vía telefónica y mediante un proceso relativamente sencillo. Por el contrario, en caso de querer acceder a una segunda opinión médica a través de la medicina pública, deberás tener en cuenta que antes se solicitará una interconsulta con tu hospital de referencia, lo que habitualmente se traduce en un procedimiento algo más largo.

Sea como sea, en cualquier momento se puede sufrir una enfermedad o una patología de diagnóstico difícil o complejo. Por eso, una segunda opinión médica aumenta las posibilidades de acertar con el tratamiento y ofrece mayor seguridad, tanto para el paciente como para sus familiares.

Una de las coberturas más valoradas del seguro de salud

La dificultad o la lentitud que se experimenta al tratar de acceder a una segunda opinión médica a través de la sanidad pública, hace que muchas personas acaben por acudir a la medicina privada ante cualquier enfermedad o patología que requiera un segundo diagnóstico. Esta visita, si está cubierta por el seguro, no tiene ningún coste. Sin embargo, si no se dispone de una póliza de salud y son necesarias determinadas pruebas adicionales, esta segunda consulta puede verse considerablemente encarecida.

Por ello, si aún no dispones de seguro de salud, te recomendamos su contratación. Por una pequeña prima mensual, tendrás acceso a los mejores especialistas y centros médicos, así como a tratamientos y servicios preventivos para que puedas contar siempre con la mejor y más rápida atención.

En iSeguros nos encargamos de velar por tu salud y por tu futuro. Por ello, contratando nuestro seguro de salud, entre nuestra gran variedad de servicios, ponemos a tu disposición una segunda opinión médica. Este segundo diagnóstico permitirá la confirmación, negación o alteración del primer diagnóstico, además de ofrecer el asesoramiento necesario sobre el tratamiento más adecuado y los centros asistenciales de más prestigio a nivel nacional e internacional.