La pesca deportiva es una actividad cada vez más practicada por multitud de aficionados y profesionales. En el post de hoy, queremos explicarte en qué consiste exactamente y qué modalidades existen.

¿Qué es la pesca deportiva?

La pesca deportiva, como su propio nombre indica, es la actividad deportiva relacionada con el ámbito de la pesca. Se puede realizar de forma individual o en grupo, tanto por ocio como por competición. Existen muchas técnicas para realizarla, así como distintas ubicaciones para practicarla.

Tipo de pesca deportiva

Ante todo, antes de decantarnos por una técnica u otra, hay que tener en cuenta diferentes factores, como el lugar de pesca. Por ejemplo, no es lo mismo pescar en agua dulce que en agua salada, o hacerlo desde el suelo o desde una embarcación. También es importante tener en cuenta el tipo de peces a capturar. Por último, tampoco deben olvidarse los equipos necesarios. Una vez determinados estos puntos, podrá decidirse qué técnica de pesca deportiva es la que más se ajusta a nuestros objetivos.

  1. Técnica del spinning: Es una modalidad que se puede practicar desde tierra o embarcación y, también, en agua salada y dulce. Por eso, nos permite un gran abanico de posibilidades. Consiste en lanzar un señuelo artificial al agua, a una distancia previamente determinada, para después recoger este señuelo lentamente a diferentes profundidades. Con esta modalidad, se suelen encontrar peces como caballas, jureles, bogas o boquerones pequeños.
  2. Surfcasting: Es una de las técnicas más practicadas hoy día, consistente en la pesca hacia fondo de tipo arenoso, que se realiza arrojando la línea desde la playa, por encima del oleaje, aunque también se puede practicar desde muelle o escollera. Esta técnica es adecuada para pescar lubinas, lenguados, rodaballos y otras especies del litoral, como las doradas.
  3. Jigging: Se practica en zonas con fondo, generalmente rocoso y con diferencias de profundidad, donde exista presencia de grandes depredadores así como alimento para los peces pequeños. Las especies que se pueden pescar son muy variadas; en agua salada podemos pescar Garopa, cirviola, dentón, pargo, atún y un largo etcétera. En agua dulce se puede pescar black bass, lucioperca, trucha, entre otros.
  4. Curricán o trolling: Consiste en arrastrar un señuelo, mientras vamos con una embarcación. Es una técnica que nos permite cubrir mucha más distancia, puesto que siempre estamos en movimiento. Dentro de esta técnica hay 3 modalidades: el curricán de costa, el curri de fondo y el curricán de altura.
  5. Pesca en mosca: Esta técnica se realiza principalmente en lagos, pantanos, ríos y arroyos. Se utilizan equipos de pesca específicos debido a las características de esta modalidad.

Seguro para pesca deportiva

Como sabemos, independientemente del tipo de pesca practicada, el agua es imprevisible. Tanto en el mar como en el río, nos pueden suceder eventos de todo tipo que no podemos controlar. Por ejemplo, incidentes causados ​​por fenómenos atmosféricos, caídas o robos, entre otros muchos.

Es necesario minimizar los posibles daños y estar siempre protegidos frente a la incertidumbre, ya que cuando estamos en el mar nunca podemos asegurar el total control de nuestras acciones. Por ello, es muy importante tener un seguro de pesca deportivo que, además de la responsabilidad civil obligatoria, cubra lo imprescindible para disfrutar de la pesca sin preocupaciones.

Tener un buen seguro te proporcionará una gran variedad de servicios y soluciones asequibles en el momento que las necesites. Especialmente, si tienes una embarcación, déjate asesorar para obtener la póliza más adecuada. En iSeguros, tenemos una amplia experiencia en el campo de las embarcaciones y la pesca, realizando pólizas totalmente personalizadas, teniendo en cuenta las circunstancias y necesidades personales. Nos encargamos de ofrecerte la máxima seguridad en el momento de practicar tu actividad favorita.