A la hora de elegir un seguro médico, normalmente pueden surgir preguntas como: ¿Qué diferencias hay entre los seguros de salud sin copagos y con copagos? o ¿Qué opción es mejor? En el post de hoy, trataremos de daros algunas respuestas.

No hay duda de que, para cubrir tus necesidades y las de tu familia, es indispensable que cuentes con un buen seguro de salud. Para elegirlo, debes valorar varios factores como la calidad del servicio, el tipo de coberturas, el período de carencia o la posibilidad de contratar un seguro de salud sin copago o con copago.  

 

¿Qué es el copago sanitario?

El copago sanitario es la cantidad que los asegurados deben abonar cuando acceden a un determinada prestación médica. Es decir, al tener contratado un seguro con copago, se debe pagar una prima mensual reducida y, a la hora de hacer uso de cualquier servicio, se debe abonar una cantidad que suele oscilar entre 0,50 a 100 euros, dependiendo del servicio requerido. Normalmente, este importe se suma a la prima mensual del mes siguiente.  

En los últimos años, la demanda de seguros con copago ha aumentado considerablemente, ya que la prima mensual es inferior a la de los seguros sin copago. Se trata de una buena opción para aquellos que no suelen ir mucho al médico y que buscan un seguro al mínimo precio posible.  

 

Principales ventajas de los seguros de salud con copago

  • El precio de la póliza será muy reducido e irá en función del copago. 
  • Podrás reembolsar los gastos hasta alcanzar la cantidad del copago acordado según el servicio.
  • Al contratar una póliza de salud con copago, podrás acceder a los mejores profesionales, hospitales, clínicas y centros médicos.

 

¿Cómo funcionan los seguros de salud sin copagos? 

A diferencia de los seguros médicos con copago, las pólizas sin copago ofrecen asistencia médica a partir de una prima mensual única. En este caso, la compañía aseguradora asume todos los gastos derivados de la asistencia médica. Por ello, aunque la prima mensual será más alta que en las pólizas con copago, no deberás pagar de más. 

Con un seguro de salud sin copago, puedes acceder a cualquier servicio y especialista la cantidad de veces que necesites o desees, siempre que estas coberturas formen parte de la póliza que hayas contratado. 

 

Principales ventajas de los seguros de salud sin copago

  • No pagarás más por acudir al médico
  • Podrás acceder a los mejores profesionales, hospitales, clínicas y centros médicos.
  • Nuestro seguro de asistencia sin copago incluye de forma gratuita la póliza de cuidado personal, que contempla servicios dentales y de cirugía estética. 

 

Como hemos comentado anteriormente, para familias con niños, personas mayores, personas que sufren enfermedades de larga duración o mujeres que quieren ser madres, el seguro sin copago es la mejor opción. En cambio, para aquellos que no van mucho al médico pero que cuando necesitan asistencia sanitaria quieren contar con los mejores servicios y al mejor precio, el seguro con copago será la solución ideal. 

En definitiva, tanto los seguros sin copago como los seguros con copago aportan una gran cantidad de beneficios a aquellos que se deciden por su contratación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la elección de una opción u otra debe depender de tus necesidades y de las de tu familia. 

En el caso de optar por un seguro de salud con copago, deberás evaluar previamente el importe de todos los copagos que podrías llegar a asumir y analizar la cuantía total, considerando si realmente es la mejor opción para tí. 

Te recomendamos que antes de tomar una decisión, consultes los diferentes servicios que puede ofrecerte el mercado con un agente cualificado. En iSeguros, sin ningún tipo de compromiso, podemos analizar tu caso y ofrecerte la opción que mejor se adapte a tus necesidades y al mejor precio. 

No dudes en contactar con nosotros. ¡En iSeguros estaremos encantados de atenderte!