• Preguntar a la compañía de seguros si te pueden rescindir la póliza, ya sea de forma directa o indirecta, a raíz de tu alta siniestralidad o de tu familia. Es importante que tengas esta respuesta por escrito, ya que en un momento determinado de tu vida esta decisión te podría perjudicar gravemente.

 

  • Saber cómo incorporan las pruebas diagnósticas y técnicas quirúrgicas más avanzadas, ya que la medicina avanza muy rápidamente y si no las incorporan de forma rápida, te podrías encontrar en una situación de necesidad y que no las pudieras tener a tu disposición.

 

  • Enterarte del nivel de rotación de los médicos del cuadro médico, para tener la tranquilidad de que al cabo de unos años los mejores todavía estarán y te podrán atender.

 

  • Confirmar que todas las especialidades médicas están bien representadas en la zona donde vives. Y también es importante que tengas cobertura dental, medicina preventiva, servicio de fisioterapia y osteopatía, cirugía reparadora y estética y que puedas disponer de un servicio de atención médica a través de videoconferencia.

 

  • Si en tu zona no puedes tener a tu disposición profesionales de las diferentes disciplinas, te recomendamos que contrates una póliza mixta que te permita visitar médicos fuera del cuadro médico.

 

  • Tener la tranquilidad de que el agente que te venderá la póliza podrá ofrecerte un servicio durante todo el período que la tengas contratada, ya que será tu persona de referencia para resolver dudas y / o ayudarte a encontrar las soluciones cada vez que lo necesites. Esta persona es quien podrá guiarte en el uso de la póliza y asesorarte sobre los médicos y centros que podrás utilizar para recuperar tu salud lo antes posible.

 

 

A iSegurosonline estamos convencidos de que un buen agente hace buena la póliza.