Según el Informe Estamos Seguros, de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, un 20,6% de los españoles cuenta actualmente con un seguro médico privado. La cifra ha ido en aumento en los últimos años y la razón parece obvia. 

Sobretodo durante los años que hemos vivido de grave crisis económica y de duros recortes en servicios públicos de primera necesidad, algunas instituciones se han visto totalmente sobrepasadas.

Este parece el principal motivo por el cual uno de cada cinco españoles ha decidido contratar o mantener su póliza médica. El mito del elevado precio de los seguros médicos se ha venido abajo con estas últimas cifras. Invertir en salud se está convirtiendo en algo cada vez más necesario y que no implica gastar una gran suma de dinero. 

Además, contar con un seguro médico nos hace beneficiarios de muchas ventajas. Tengamos la edad que tengamos y aunque gocemos de un estado de salud inmejorable, en algunas ocasiones debemos ir al médico o visitar ciertos especialistas. Dado el caso, debemos contar con lo mejor porque es nuestra salud o la de los nuestros lo que está en juego. No hay nada más importante.  

 

Principales ventajas de tener un seguro médico

  • Rapidez: Cuando no nos encontramos bien o debemos realizarnos algunas pruebas, necesitamos que el proceso sea lo más ágil y cómodo posible. La rapidez con la que podemos ser atendidos es una de las principales ventajas de los seguros de salud privados. 
  • Hospitalización: A diferencia de los hospitales públicos, los centros privados cuentan con habitaciones individuales. Así, cuando debemos ser hospitalizados, sabemos que podemos contar con la privacidad que requiere el momento y con una atención totalmente personalizada. Algunos centros también ofrecen todo tipo de facilidades para acompañantes. 
  • Asistencia primaria y especializada: A través de un seguro médico se tiene acceso a asistencia primaria, pero también a un gran número de especialidades. Además, sin necesidad de haber acudido antes al médico de cabecera.  
  • Poder elegir: Las aseguradoras disponen de un gran cuadro médico. Por lo cual, en todo momento puedes elegir al profesional que quieras que te atienda.   
  • Avanzada tecnología y medios: La evolucionada tecnología y medios también es otra de las ventajas que facilita una póliza médica. Tendrás acceso a los mejores y más avanzados tratamientos o pruebas, a menudo no disponibles en la seguridad pública.
  • Atención internacional: ¿Alguna vez has tenido miedo de tener algún accidente en un país extranjero? Con una póliza de salud no tendrás de qué preocuparte ya que podrás ser atendido en cualquier lugar gracias a los convenios existentes entre aseguradoras y centros médicos internacionales. 
  • Atención dental: Los seguros de salud también incluyen este tipo de atención tan básico y que, a la vez, resulta difícil de costear accediendo particularmente a una clínica, algo muy habitual cuando no se puede acudir a la sanidad pública a causa de su saturación.  
  • Atención telefónica: Actualmente, muchas pólizas de salud incluyen la atención telefónica o a través de videollamada para consultas sobre tratamientos o dolencias. Se trata de un servicio muy útil y que puede evitar muchas preocupaciones. 

 

Contratar un seguro de salud 

Como ha quedado demostrado, existen múltiples razones por las cuales tú y los tuyos debéis contar con un seguro médico. Para más información, os animamos a visitar nuestra página web. En ella podréis comparar entre diferentes seguros de salud hasta encontrar aquél que se adapte perfectamente a vuestras necesidades. 

 

¡No dudéis en contactar con nosotros para más información!