Si eres de los que tiene seguro y crees que tenerlo es la mejor opción, te recomendamos que hagas un paso más y que procures estar bien protegido. ¿Qué queremos decir? Que no es suficiente con contratar una póliza de hogar, sino que es importante revisar los capitales asegurados para confirmar que sean reales. Recuerda que asegurar el valor real no te va a costar mucho más y, a cambio, dispondrás de la máxima protección ante cualquier eventualidad. Mientras que si no tienes los capitales correctamente asegurados, cuando se produzca un siniestro, es posible que tengas que hacer frente a un gasto económico muy elevado y realmente difícil de asumir.

No te olvides de que un seguro es una protección para ti y para tu familia ante posibles adversidades. Y por ese motivo, creemos que es indispensable analizar con lupa todo lo que se asegura y con que cantidades se protege, tanto lo que tiene relación con la construcción, como todo lo que hay dentro de un hogar y sin olvidarse de la responsabilidad civil.

Y también es muy importante realizar una revisión periódica de estos capitales asegurados, ya que la vida cambia y, por lo tanto, pueden cambiar muchos conceptos relacionados con las pólizas. A nivel de ejemplo, piensa en lo que podías tener dentro de tu casa el día que te instalaste en ella y lo que tienes ahora, quince años después. Es diferente, ¿verdad? Por esta razón insistimos en la actualización de las pólizas.

¡Ahorrarte cuatro céntimos en los seguros te puede salir muy caro!